Etiquetas

, ,

El Cabildo regenera el espacio donde crece la hierbamuda, especie única en el mundo
El centro de visitantes de la 'Lotus Kunkelli' en Jinámar ofrecerá la evolución de la vida en la Isla

Hacia los años 50 o 60 del siglo XX la desembocadura del barranco de Jinámar, que comparten Telde y la capital, era un sistema dunar en el que reinaba, entre otras especies vegetales, la Lotus Kunkelli. 50 años después llegan a 250 ejemplares de esa planta. El Cabildo busca recuperarla.

Ante los ojos de un profano es una planta poco vistosa cuanto no tiene flores, pero a nivel científico la hierbamuda o corazoncillo está considerada un tesoro botánico, una reliquia de otros tiempos, de cuando las dunas se extendían por buena parte de la costa de Telde, desde Jinámar a Gando, según publica Gaumet Florido en Canarias7.
Hoy esa planta agazapada en una ladera de la peña de Medio Mundo, la montaña que se levanta frente al Centro Comercial El Mirador, entre la GC-1 y el mar. Miles de personas pasan a 100 y 120 kilómetros por hora varias veces al día junto a esa montaña y no saben que en esa costa sobreviven los únicos ejemplares que existen en el mundo de esa curiosa planta de flores amarillas.
El último censo, de 2011, no contó más de 250, de ahí que figure en peligro de extinción en el Catálogo Canario de Especies Amenazadas, y ahora sea objeto de un plan de recuperación.
El proyecto ha sido puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, que coordina María del Mar Arévalo, que ha diseñado un programa de actuación amparado en las Normas de Conservación de este espacio, declarado Sitio de Interés Científico.
Entre las actuaciones ya realizadas figura el cerramiento de la zona de exclusión, donde crece la hierbamuda, la limpieza de ese espacio y el cierre de pistas. Es un vallado diáfano, que combina obras de mampostería y maderas y que llega a la costa en un tramo delimitado por estacas y cuerdas.
Se han plantado miles de especies vegetales costeras y se está culminando la edificación del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de la Flora, que funcionará como centro de visitantes. También se está restaurando la desembocadura del barranco, plantando ejemplares de balancones e instalando trampas de arena.
Futuro museo
La actuación más llamativa de las obras, presupuestadas en 880.000 euros, es el centro de visitantes. Tendrá un invernadero-vivero de la hierbamuda, una exposición de fotos y un vídeo de 15 minutos sobre la evolución de la vida en Gran Canaria.
Anuncios