Etiquetas

, , , ,

Quedó en segundo lugar en la categoría de Vestuario e Interpretación
El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria ya tiene su comparsa infantil. La agrupación Kisamba, presidida por Francisco Javier Sierra y proveniente del instituto Nuestra Señora del Pilar (Guanarteme), convenció a los miembros del jurado gracias a un número espectacular aderezado con un vestuario fantástico.

Su puesta en escena, Yo quiero estar contigo, fue la más aplaudida por el público y arrolló entre los concursantes al lograr los dos primeros premios en liza. Kisamba no dejó lugar a ninguna duda de que era la principal candidata a llevarse alguna de las codiciadas estatuillas carnavaleras al terminar su número. Con una de las coreografías más elaboradas, incluido guiños visuales realizados con los disfraces diseñados por Laura Torres, la última comparsa en actuar se alzó con el primer premio en las dos categorías disputadas, la de mejor interpretación y la de mejor vestuario.
El segundo y el tercer puesto de ambas categorías fueron ocupados por Cubatao Júnior y Estilo Júnior, respectivamente, mientras que el accésit en vestuario se lo llevó Samba Latina, y en interpretación fue para Brisa de Volcán. Ninguna de las cinco comparsas que se presentaron ayer al concurso infantil se quedó sin premio. Todas ganaron alguna de las mascaritas que ha convertido este Carnaval
en su cartel.
Pese a la aparente superioridad de las tres primeras comparsas, el concurso estuvo muy reñido y cada una de las agrupaciones desplegó en el escenario todo su talento, repleto de color, brillo y esplendor ofreciendo al público que llenó el parque Santa Catalina una segunda tarde noche de carnestolendas inmejorable.
El Gran Baile de las Máscaras, que se inició oficialmente ayer con la elección de Giovanna Lee como Reina del Carnaval, necesitaba ya de su comparsa infantil, según publica La Provincia-DLP. El show debía continuar, y de qué manera lo hizo. La agrupación Samba Latina, de Carmen Sánchez del Rosario, fue la que dio el pistoletazo de salida con el espectáculo Parte de ti estará aquí para siempre. La banda sonora de la película Piratas del Caribe dio inicio a la coreografía elaborada por Yasi ra Auyanet, con bailes muy elaborados en los que, haciendo honor a su nombre, predominaron los ritmos traídos desde Latinoamérica.
Estilo Júnior, del polígono de San Cristóbal, le siguió en el escenario con un vestuario muy colorido, en el que predominaron los tonos blancos y azules y los tocados cubanos, todo de la mano de su presidenta y diseñadora, Rosario Quintana. Su actuación, creada por Nuria
Andrés y titulada Baile de corazones, estuvo plagada de danzas muy bien coordinadas que incluyeron giros por el suelo y movimientos de cadera, al son de hasta seis cancioneslatinas.
Cubatao Júnior, que se hizo con el segundo puesto, apareció en el escenario con unas enormes gasas tintadas de rosa y amarillo que ocultaban a los miembros de la comparsa originaria de Jinámar. El diseñador , Tito Cabrera, apostó por un rediseño del traje típico veneciano con faldas muy coloridas mientras que poco a poco introducía nuevos vestidos para cada una de las actuaciones. Su número, Baile de una noche de máscaras confeccionado por Laura Nordelo, manejó a la perfección los ritmos y fue subiendo de intensidad conforme avanzaba la actuación.
A ellos les siguió Brisa de Volcán, del barrio de San José. La apuesta de su directora, Adela Andrés Quintana, por la música clásica como inicio del espectáculo, 10 años en el Carnaval, fusionada con ritmos más poperos y latinos hicieron las delicias del público que disfrutó con el vestuario creado por Diseños Ada.
Pero sólo una comparsa podía ganar. Kisamba se dejó la piel en el escenario y levantó al público de sus asientos con su actuación. El inicio de su número, con una góndola entre la niebla situó la acción en Venecia y desde ahí pasó a estilos musicales muy diferentes que comulgaban con los trajes que ponían sobre el escenario.
Para el recuerdo quedan ya los trajes de bañera con burbujas colgando o los de mexicano, en el que las integrantes llegaron a bailar de espaldas al público con máscaras de en la parte posterior de la cabeza a modo de juego visual. El tango, la música clásica, el pop y los ritmos latinos estuvieron presentes en una actuación brillante por la que merecieron ser los flamantes ganadores.
Anuncios