Etiquetas

,

Avance Social denuncia la
Imagen de la asamblea del pasado 27 de agosto
La Coordinadora Popular por la Vivienda y los Derechos de la Clase Trabajadora Avance Social considera que el sistema de sorteo para la adjudicación de las 58 viviendas de promoción pública de Jinámar no sólo es “injusto”, al no valorar y baremar las situaciones de las personas y familias, sino que, además, lleva un proceso “engorroso y lento”.
Según denuncian, hace más un año que estas viviendas ubicadas en la zona de Las Ramblas de Jinámar están terminadas. Sin embargo, las 4.810 personas que las han solicitado, los cuales cumplen los requisitos para ser adjudicatarios de viviendas de promoción pública, continúan a la espera mientras las casas están cerradas a cal y canto.
De las varias miles de familias grancanaria que han presentado su solicitud de vivienda desde el año 2010 al 31 de enero de este año, 4.810 han demostrado tener las condiciones exigidas para acceder a una vivienda de promoción pública, como no superar los ingresos equivalentes a 1,5 veces el IPREM de 2011 -fijado en los 7.455,14 euros anuales- con los coeficientes de ponderación correspondientes en función del número de miembros de la Unidad Familiar.
En igual situación se encuentran otras 57 viviendas en la zona capitalina de Las Torres, a la espera de que culmine un proceso que la Consejería de Vivienda estableció en el nuevo decreto del 2012 que introduce el sistema de adjudicación por sorteo.
En primer lugar, en el Instituto Canario de la Vivienda, se fueron analizando todas las solicitudes presentadas desde el 2010 hasta el 31 de enero de 2013, fecha en que se cerró el plazo para las 115 viviendas, y en marzo de 2013, se publicó la relación de los solicitantes que podían participar en el procedimiento de adjudicación, por cumplir estos requisitos. Cabe señalar que miles de personas y familias solicitantes no alcanzan estos ingresos máximos.
Según detallan, por resolución del Instituto Canario de la Vivienda se dio un plazo de un mes, hasta el 9 de abril de 2013, para actualizar las solicitudes. Con la nueva documentación aportada por los solicitantes se reabre otro largo proceso de análisis de las 4.810 solicitudes antes de publicar la relación de demandantes admitidos y excluidos, para, una vez resueltas las impugnaciones, proceder a la adjudicación mediante sorteo ante notario.
“Un largo y penoso camino para tan pocas viviendas”, ya que según apuntan desde Avance Social estas viviendas sólo cubre la demanda del 2,4% de los solicitantes de Las Palmas de Gran Canaria.
Por todo ello, en la asamblea de solicitantes de vivienda celebrada el 27 de agosto de 2013, se han planteado una serie de reivindicaciones:
– Un proceso más rápido y más justo de valoración, para la adjudicación de las 115 viviendas de promoción pública que ya están finalizadas.
– La compra, a precio de costo, de un número de viviendas que cubra la importante necesidad y demanda que existe en Las Palmas de Gran Canaria, con la financiación del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 que “busca facilitar una vivienda digna a los colectivos más desfavorecidos” y que destinará 2.421 millones de euros a dicho Plan. Las 57 viviendas de Las Torres han costado 3.783.386,64 euros, por lo tanto 1.000 viviendas para la capital que cubriría el 20% de la demanda, costaría unos 66 millones de euros. Se puede, por lo tanto, establecer un plan de mayor alcance social, que no siga favoreciendo la retención especulativa de viviendas vacías por parte de entidades promotoras, sino que haga efectivo el derecho a la vivienda de importantes sectores de población.
– En este Plan de Vivienda, deben involucrarse todas las Instituciones canarias (Gobierno de Canarias, Cabildo y ayuntamientos), además del Estado.
– Asimismo, la asamblea ha considerado importante la propuesta de empleo formulada por Avance Social y ha respaldado el Proyecto de Empleo y Promoción Socioeducativa presentado por la Coordinadora por la Vivienda y los Derechos de la Clase Trabajadora Avance Social.
Anuncios