Etiquetas

, , ,

Llevábamos tiempo intentando conectar con la gente joven de la zona que realiza actividades artísticas, con mucha dificultad hasta ahora.

Por eso, no dudamos ni un instante cuando se anunció la convocatoria del II campo de trabajo veraniego «Jinámar, territorio de ocio» y en la coordinadora de recursos de Jinámar/Marzagán se planteó si iba a ser otra de esas iniciativas que descienden sobre el barrio en plan «paracaídas» o si los colectivos sociales que operan allí iban a colaborar.

Se optó por esto último y Manticore propuso lo que sabe hacer: teatro.

El objetivo era claro: poder contactar con los grupos participantes de mayor edad para introducirlos en la actividad artística, con la esperanza de que al menos algunos de ellos se plantearan seguir después del limitado tiempo de duración del campo.

Y eso es lo que hemos hecho: introducción somera a algunos elementos del teatro desde el punto de vista práctico: ritmo escénico, ángulos y posiciones escénicas, dramaturgia básica (configuración de una idea como argumento y su desarrollo), ensayos improvisados en torno a esas escenas.

Pero, además, comprobando la amplia aceptación que tenía el rap entre el grupo, y las dotes de alguno de sus miembros para rapear improvisando, decidimos darle ese toque a la historia.

El grupo estuvo compuesto por 9 “alumnos”, aunque no todos pudieron asistir todos los días.

Manticore va a entregarle a los participantes unos certificados acreditativos.

La actividad se realizó principalmente en el salón de actos del albergue San Antonio, de Vegueta y una sesión en el centro insular juvenil del Cabildo, en la 5ª fase.

 

 

 

Más información general, en el blog de nuestra iniciativa Transbordo Jinámar:
http://jinamartransfersp.blogspot.com.es/